Lo que aprendí como product designer en Apple.

6 may 2024

Lo que aprendí como product designer en Apple.

6 may 2024

Lo que aprendí como product designer en Apple.

6 may 2024

Como diseñador de productos en Apple, tuve el privilegio de trabajar en algunos de los productos más emblemáticos de nuestro tiempo. La experiencia me enseñó valiosas lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy. He aquí tres de las más importantes:


El diseño está en los detalles


En Apple, el diseño no sólo tiene que ver con el aspecto, sino también con el funcionamiento. Cada aspecto de un producto se elabora meticulosamente para crear una experiencia de usuario perfecta. Esta atención al detalle me enseñó la importancia de centrarse en los pequeños detalles que pueden marcar una gran diferencia. Desde la tipografía hasta la paleta de colores, cada elemento debe considerarse cuidadosamente.


La colaboración es clave

En Apple, el diseño es un trabajo de equipo. Desde los ingenieros hasta el equipo de marketing, todos participan en el proceso. Esto me enseñó la importancia de la colaboración y cómo trabajar juntos puede dar mejores resultados. También me enseñó la importancia de estar abierto a las opiniones e incorporarlas a mis diseños.


La sencillez es poderosa


En Apple, la sencillez es la base de todo lo que hacemos. Nuestros productos están diseñados para ser intuitivos y fáciles de usar. Esto me enseñó la importancia de la simplicidad y cómo puede hacer que un producto sea más potente. Al eliminar el desorden y centrarnos en lo esencial, podemos crear productos que no solo son bonitos, sino también funcionales.

En conclusión, mi tiempo como diseñador de productos en Apple me enseñó lecciones inestimables sobre diseño, colaboración y simplicidad. Son lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy y que aplico a todos los proyectos en los que trabajo.

Como diseñador de productos en Apple, tuve el privilegio de trabajar en algunos de los productos más emblemáticos de nuestro tiempo. La experiencia me enseñó valiosas lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy. He aquí tres de las más importantes:


El diseño está en los detalles


En Apple, el diseño no sólo tiene que ver con el aspecto, sino también con el funcionamiento. Cada aspecto de un producto se elabora meticulosamente para crear una experiencia de usuario perfecta. Esta atención al detalle me enseñó la importancia de centrarse en los pequeños detalles que pueden marcar una gran diferencia. Desde la tipografía hasta la paleta de colores, cada elemento debe considerarse cuidadosamente.


La colaboración es clave

En Apple, el diseño es un trabajo de equipo. Desde los ingenieros hasta el equipo de marketing, todos participan en el proceso. Esto me enseñó la importancia de la colaboración y cómo trabajar juntos puede dar mejores resultados. También me enseñó la importancia de estar abierto a las opiniones e incorporarlas a mis diseños.


La sencillez es poderosa


En Apple, la sencillez es la base de todo lo que hacemos. Nuestros productos están diseñados para ser intuitivos y fáciles de usar. Esto me enseñó la importancia de la simplicidad y cómo puede hacer que un producto sea más potente. Al eliminar el desorden y centrarnos en lo esencial, podemos crear productos que no solo son bonitos, sino también funcionales.

En conclusión, mi tiempo como diseñador de productos en Apple me enseñó lecciones inestimables sobre diseño, colaboración y simplicidad. Son lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy y que aplico a todos los proyectos en los que trabajo.

Como diseñador de productos en Apple, tuve el privilegio de trabajar en algunos de los productos más emblemáticos de nuestro tiempo. La experiencia me enseñó valiosas lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy. He aquí tres de las más importantes:


El diseño está en los detalles


En Apple, el diseño no sólo tiene que ver con el aspecto, sino también con el funcionamiento. Cada aspecto de un producto se elabora meticulosamente para crear una experiencia de usuario perfecta. Esta atención al detalle me enseñó la importancia de centrarse en los pequeños detalles que pueden marcar una gran diferencia. Desde la tipografía hasta la paleta de colores, cada elemento debe considerarse cuidadosamente.


La colaboración es clave

En Apple, el diseño es un trabajo de equipo. Desde los ingenieros hasta el equipo de marketing, todos participan en el proceso. Esto me enseñó la importancia de la colaboración y cómo trabajar juntos puede dar mejores resultados. También me enseñó la importancia de estar abierto a las opiniones e incorporarlas a mis diseños.


La sencillez es poderosa


En Apple, la sencillez es la base de todo lo que hacemos. Nuestros productos están diseñados para ser intuitivos y fáciles de usar. Esto me enseñó la importancia de la simplicidad y cómo puede hacer que un producto sea más potente. Al eliminar el desorden y centrarnos en lo esencial, podemos crear productos que no solo son bonitos, sino también funcionales.

En conclusión, mi tiempo como diseñador de productos en Apple me enseñó lecciones inestimables sobre diseño, colaboración y simplicidad. Son lecciones que llevo conmigo hasta el día de hoy y que aplico a todos los proyectos en los que trabajo.

pereznavarro

© 2024 All rights reserved

pereznavarro

© 2024 All rights reserved

pereznavarro

© 2024 All rights reserved